Dos meses de sinsabores, se enterraron, ayer en Baleares, tras una agónica victoria que comenzó a fraguarse en el tercer cuarto del partido, la previa a ese momento vino marcado por una fulgurante puesta en escena del equipo local, triples y más triples, a los que los jugadores cobistas, solo pudieron responder con un DAN TRIST y un NDOYE que consiguieron reducir a cuatro puntos, la gran ventaja de los locales en los primeros minutos.

El segundo cuarto siguió marcado por la misma tónica del primero y se llegó al descanso con un esperanzador 35-29 y con un Jonathan Zamora que comenzaba a dar muestras del porqué de su repesca.

En el tercero, una sólida defensa de los orensanistas dió como resultado la vuelta en el electrónico en lod primeros minutos respondida con un gran final de LA PALMA marcando las tablas en el marcador 47-47.

Nuevamente ZAMORA y también UZAS fueron vitales en este último y definitivo cuarto, silenciando a la parroquia local y dándole el estoque definitivo, pese a las últimos intentos locales, con una canasta y un tapón del hijo pródigo que retornó a casa para darnos esta segunda victoria, palabras mayores, JONATHAN ZAMORA.

Esperemos que contra EL MAGIA DE HUESCA no haya dos sin tres.

 

Reggie Johnson (10), Zamora (8), Uzas (13), Manzano (9), Rozitis (6) -cinco inicial-, Jansen (3), Trist (9), Víctor Moreno (3), Kohs (0) y Ndoye (8).

 

Parciales por cuartos: 24-20, 11-9, 12-18 y 20-22.

Comentarios en Facebook