Día de fútbol en Abegondo. Tras la victoria del Fabril por la mañana, le tocaba el turno al Juvenil A.
Los de Rubén Coméndez afrontaban un partido fundamental para afianzar el título de liga frente a su principal perseguidor, el Sporting de Gijón, a los que les separaba tan solo 1 punto.
El encuentro comenzó con la intensidad esperada y las oportunidades de gol no tardaron en llegar. El conjunto blanquiazul dominó prácticamente toda la primera parte, aunque en los últimos minutos bajó un poco el ritmo y el Sporting se dejó ver por el área del portero deportivista.
Tras el descanso, continuó el dominio de los locales, que contaron con múltiples ocasiones, con la mala suerte de que el balón parecía no querer entrar.
A falta de media hora para el final, un error de Pablo Brea propició el tanto de los visitantes. A pesar de esto, el equipo no se vino abajo y respondió aún con más ímpetu y agresividad. Las ocasiones continuaron y empate estuvo muy cerca.
Ya en el tiempo de descuento, los nervios llevaron a la expulsión de uno de los nuestros y de un asistente del banquillo visitante.
El Juvenil A en ningún momento se dio por vencido y luchó hasta el último minuto. Derrota injusta para los juveniles, que a pesar de su claro dominio no fueron capaces de remontar el 0-1.
Con el pitido final los jugadores blanquiazules estaban desolados por una derrota que puede costarles el título.
La próxima jornada, nos toca visitar A Madroa, donde nos enfrentaremos al Celta de Vigo, lo que sin duda será otro duelo muy exigente.

El Juvenil A jugó con: Pablo Brea, Carracedo, Jiménez, Mujaid, Iago Parga, Joel, Porrúa, Antón, Pedro, Ortuño y Boedo. Sito y Sebas también contaron con minutos.

Cabe destacar la actuación de Boedo, Ortuño y Pedro.

Mucho ánimo a toda la plantilla, porque han demostrado que son unos luchadores. Ahora hay que dejarse el alma en los 4 partidos que restan. A por todas. ¡Forza Dépor!

Comentarios en Facebook