Fotos: www.rcdeportivo.es

El fichaje del nuevo entrenador Juan Antonio Anquela suscitó cierta desconfianza dentro del aficionado deportivista.

En su trayectoria como  técnico solo dirigió a un equipo en primera división durante 21 jornadas hasta que fue destituido, el Granada en la temporada 2012/2013. A pesar que su debut como entrenador se produjo en 2001, nunca ha logrado ningún ascenso con ningún equipo de los que ha entrenado, ni siquiera ha jugado una liguilla de ascenso a primera división. Con estos antecedentes parece razonable la poca ilusión que su llegada ha generado en la parroquia deportivista.

He de reconocer que con el anuncio de su llegada  tuve esa misma sensación, sin embargo, tomé la decisión de esperar un poco a ver cómo evolucionaba su gestión, en esa tesitura sigo, o intento seguir, la rueda de prensa que ha dado hoy en Abegondo me ha decepcionado bastante, frases como “A mi me gusta el fútbol utópico, para eso tendría que tener en todos los sitios los mejores y si no los tengo, pues tendré que adaptarme a lo que hay”

¿Qué es lo que hay aquí Sr. Anquela?

Podría haber concretado un poco más , porque dejar esa expresión tan en el aire no creo que sea demasiado motivadora para los jugadores que tiene que gestionar, es incuestionable que el fútbol tiene un componente psicológico y comentarios como estos no creo que fomenten la autoconfianza de los jugadores.

Otra frase que me ha llamado la atención ha sido la de “mis equipos han tenido siempre una seña de identidad que muchas veces se ha confundido, solo se ha basado en una cosa y luego miraban los números, y los números decían todo lo contrario, pero bueno, esto poco a poco….” esta sensación de resentimiento desprende no creo que sea un buen ingrediente para el proyecto tan ambicioso y difícil que tenemos por delante.

Espero equivocarme de pleno, estoy ansioso (como apuesto a que estamos todos) de que empiece a rodar el balón  y ver sobre el césped sobre qué derroteros se va a ir desarrollando la temporada, eso sí, para mi la incertidumbre es máxima.

Artículo : Daniel Ruíz

Comentarios en Facebook