El delantero sevillano del RC Deportivo Carlos Fernández se probó hoy en el entrenamiento de esta mañana en Abegondo y podría ser la grata y necesaria novedad para el partido de este fin de semana contra el Albacete.

Carlos sufrió una lesión de grado uno en el tercio medio-proximal del recto anterior en las horas previas al partido contra el Mallorca, y su recuperación parecía que iba a durar sobre unos 15 días, pues bien, el jugador parece haber acortado los plazos y podría estar disponible para este fin de semana.

El punta ya trabajó hoy con normalidad con el grupo y podría ser una de las mejores noticias para Natxo González y estar disponible para poder jugar contra el Albacete.

Comentarios en Facebook