Llevo tiempo avisando, llevo tiempo preocupado, por la situación del Deportivo, sobre todo por la de un señor que es capitán general en el club, él como se dice en modo coloquial, es el que corta el bacalao en el Deportivo de La Coruña, Carmelo del Pozo, ese apellido que mete miedo al deportivismo, cada vez más real con el paso de las jornadas y eso que acaba de comenzar la competición, llevamos cuatro jornadas y llevamos tres derrotas.

Esto es lo que llevo avisando, la descapitalización del club, jugadores cedidos, falta de identidad en el club, jugadores que sean referentes para las nuevas incorporaciones. Todas las temporadas pasamos por cambiar 14 ó 15 jugadores, así es imposible tener una “Columna vertebral” cuando se acaba por vender a los mejores jugadores. Se debe apostar por una cantera fuerte, ceder jugadores para que vayan cogiendo experiencia y que puedan regresar al club, o reportar ingresos a la entidad.

Aquí vemos una figura, la de Carmelo, cediendo jugadores gratis, que terminan yéndose gratis a otros equipos, inclusos rivales directos. Un Deportivo que tenía una base de jugadores, una “Columna vertebral” y se vio desquebrejada por la mano del director deportivo.

Odio tener razón en la que el equipo estaba descompensado, que el director deportivo no se centraba en fichajes contrastados, que los entrenadores contratados acaban por no dar con la tecla y son muchos los entrenadores contratados.

Pero es muy fácil echarle la culpa al señor Anquela, por declaraciones, por los partidos, pero el único culpable aquí es TINO FERNÁNDEZ, por no abstener en las elecciones del Deportivo, se endiosó, se creyó  ser invencible, pero el poder popular le hizo volver a poner los pies en la tierra, pero usted no dio su brazo a torcer y quiso dejar testigo.

Así fue como el presidente de paja, el hombre cojín “Paco Zas” consiguió ser presidente de uno de los mejores clubs de España, un club con más de cien años de historia, con miles de seguidores, el Real Club Deportivo de A Coruña.

Usted TINO FERNÁNEZ, sí usted,  ha sido el culpable de esta situación en el Deportivo, por no abstenerse, habría quedado como un señor, dejando que la masa social del Deportivo decidiese como así hice, usted hizo todo lo contrario, de pasar a ser un buen presidente para el club, usted acabará siendo uno de los peores presidentes de esta entidad centenaria, usted y su jinite, ese quedó posicionado en la carrera, el que por desgracia del deportivismo está quedando rezagado en todas las carreras, en la económica y en la deportiva.

Vayánse por favor, si alguna vez fueron deportivistas, cojan la puerta y cierren al salir.

Yo seguiré rezando por equivocarme, porque el domingo en el molinón gane el Depor y vuelva a ganar y ganar y volver a ganar, ojalá vuelva a equivocarme y el Depor ascienda pero por desgracia, odio tener razón en esto del fútbol.

Comentarios en Facebook