Se lo ganó en la Copa del Rey, con una gran actuación y con un gran gol, el Otomano si quiere, tiene que ser el director de orquesta del DEPORTIVO DE LA CORUÑA.

Así Cristóbal decidió frotar la lámpara del genio. Y esto es cuando el mediapunta está inspirado, con cambios de juego, con condución del esférico, descargando la zona media ancha del campo deportivista. Los mediocentros tenían menos trabajo, los centrales no tenían que pasar los 90 minutos corriendo hacia tras para defender las contras del contrario.

No vimos un partido para la historia en RIAZOR, pero el público agradeció un cambio en el juego deportivista, que estaba siendo uno de los peores equipos de la Primera División.

Siempre además penalizado por errores infantiles, que acaba dando el partido para el contrario, salve recordar que en el Sánchez Pizjuan encajamos un gol de un saque de banda justo cuando estaba finalizando la primera parte, algo que no debe pasar en un equipo profesional de estas dimensiones.

El Depor comenzó mandando en el encuentro, con un ADRIÁN trabajador, con hambre de gol y sin miedo a llevar el balón a la portería del PICHU CUÉLLAR, que tuvo suerte de no llevar unos cuantos golitos en la tarde del Sábado.

Adrián estuvo apunto de marcarle de un disparo seco desde fuera del área. Otro tiro de CARLES GIL que pegó en la escuadra del cancerbero del Leganés.

El equipo madrileño apenas inquietó al meta coruñés, que veía desde su portería como era uno de los partidos con menos trabajo en los que lleva en el DEPORTIVO disputados hasta ahora.

¿Qué pasó entonces para este cambio?

Que cuando tu tienes el balón en tu poder, el rival tiene que poner agresividad, para robártelo, tiene que correr, tiene que venir a tu campo y es ahí donde el DEPORTIVO debe aprovechar para hacer daño.

Es cierto que los equipos siempre se construyen desde atrás, pero quizá debemos construir el equipo por nuestros puntos fuertes, y  creo que nuestros puntos fuertes son la calidad que tienen nuestros jugadores. Adrián debe ser titular hasta que le aguante la gasolina,  el mister debió cambiarlo antes, porque el asturiano tiene que ir cogiendo el ritmo, y desplegó un gran desgaste físico atacando y defendiendo, para aquellos iluminados que decían que el 15 deportivista no era un gran fichaje, no corría, no defendía, veánse los partidos de adrián hasta la fecha con el DEPOR, podrán comprobar que es uno de los que más corre, de los que más luchan, pero parece ser la ley de murphy en este club, que cuanto más rajan de un jugador es cuando más sale a la luz. DALE ADRIÁN!  que sigan rajando a ver si vuelves a la selección! (veáse el caso de un tal BORJA, recibido a botellazos, por un supuesto pasado celtista, luego nos da un orgasmo en balaídos y se vuelve héroe deportivista)

El equipo también notó la confabulación entre ADRIÁN – ÇOLAK- CARLES GIL,  el valenciano regresaba a la titularidad en RIAZOR, es muy importante recuperarlo y más cuando FEDE CARTABIA que estaba siendo el que estaba tirando del carro deportivista, se tendrá que perder unos meses de competición por una pubalgia. VUELVE PRONTO FEDE!

CARLES le da pausa, le da toque, le da tempo al juego y hace jugar a las demás piezas del equipo. JUANFRAN parecía otro jugador. ¿Por qué? Por que el valenciano tiene el balón y permite que el contrario se ocupen de marcarle a él, y mientras el lateral puede desmarcarse y poder llegar más lejos en la línea de fondo para poder centrar sin defensas que le impidan el centro, como pasó ayer.

La defensa apenas tuvo trabajo.  Todo lo que tuvo que hacer lo cumplieron a la perfección.

Nos faltó los cambios mucho antes.  Los dos mediocentros señor PARRALO estaban con tarjeta amarilla, teníamos a SCHÄR con tarjeta amarilla y un ADRIÁN y CARLES GIL  sin ritmo aún de juego, este último acabó con sobrecarga. Esos cambios deberían de haberse realizado antes. BORJA VALLE sería un recambio perfecto para uno de los extremos. VALVERDE para el mediocentro y quizá ANDONE se merezca tener la oportunidad de demostrar que es un delantero válido para el DEPOR. Dado que LUCAS PÉREZ, seguimos sin ver al LUCAS que un día fue.

 

3 puntos que son como agua de mayo, queda mucho, mucho que remar, todos juntos lo vamos a lograr. Es la película de siempre, pero todos juntos podremos luchar más fuertes.

GRANDE la afición que tras un puente, tras las noticias de borrasca, no falló a la cita.  LOS MEJORES SIEMPRE LOS MEJORES de este club. NO CAMBIEN!

Comentarios en Facebook