AD Alcorcón: Dani Jiménez, Paris Adot, David Fernández, Diéguez, Pomares, Luis Perea, Richard Boateng, Óscar Arribas (Samu Sosa, min. 69), Stoichkov (Miakushko, min. 84), Mula y Dani Romera (Rui Costa, min. 57).

RC Deportivo: Dani Giménez, Bóveda, Mujaid, Somma, Montero, Mollejo (Luis Ruiz, min. 82), Peru Nolaskoain, Gaku Shibasaki, Aketxe (Hugo Vallejo, min. 67), Koné y Emre Çolak (Keko Gontán, min. 67).

Gol: 0-1 Koné (min. 90+2).

Árbitro: Vicandi Garrido (c. vasco). Tarjeta amarilla a Richard Boateng (min. 20), Koné (min. 30), Montero (min. 30), el entrenador deportivista Fernando Vázquez (min. 41), Mollejo (min. 70) y Keko Gontán (min. 75).

Incidencias: partido de la 27ª jornada de LaLiga SmartBank disputado en el Estadio de Santo Domingo ante 3.646 espectadores, con más de medio millar de aficionados deportivistas en las gradas.

En una nube, en una nube, al final del arco iris, decía una letra de RICARDO MONTANER. Así estamos los deportivistas, con la victoria conseguida en el último minuto ante el AD Alcorcón con gol de Koné. Pero con los pies en el suelo, como decía el Maestro Arsenio Iglesias, “Puede que sea un conservador. Lo que no soy es un atolondrado”, con orden, con sello de conservador, lo achacan de suerte, que no jugamos a nada, pero bendito Fernando Vázquez, sigue amarrando, sigue sin  jugar a nada, sigue con la suerte que quieras, sigue dándonos tres puntos por partido, porque tras el año de sufrimiento que hemos mascado, te perdono todo, al menos yo. Otros ya veo que no.

El Deportivo logra la séptima victoria consecutiva, que se dice pronto y hasta los más “LOCOS” como yo no lo creíamos, pero apareció SAN Koné para enviar al fondo de la portería en el último minuto un balón que daba el fruto de un trabajo de orden, de esfuerzo increíble, en un campo muy complicado, en el que tenemos malas experiencias en el pasado.

El marfileño era la única novedad que presentó Fernando Vázquez con respecto al equipo que logró batir el pasado fin de semana a la UD Las Palmas en ABANCA-RIAZOR. El delantero africano suplió en el equipo inicial a Sabin Merino, baja por lesión.

El encuentro comenzó con un equipo local con claro dominio de posesión, pero sin ocasiones claras que salientar, un Deportivo bien cerrado atrás y buscando salir a la contra. Los locales no dieron trabajo a un lesionado Dani Giménez que terminó siendo de la partida a pesar de sus molestias en el pubis., en la primera parte solo tuvo que hacer una estirada, a tiro de Stoichkov, con una gran palomita en un balón que iba claramente fuera.

El equipo herculino se comenzó a estirar y probó fortuna Emre Çolak desde la distancia que salió muy desviado, a raíz de una tarjeta amarilla al de Castrofeito, por protestar un balón que se había ido fuera y como era la segunda vez, y tras las decisiones arbitrales de faltas  que si eran para los locales y no para los visitantes, protestó aireadamente y volvió a ser amonestado. El equipo se motivó y estuvo apunto de marcar Eneko Bóveda, en un centro del turco en el que el jugador vasco pudo volver a marcar, como ya lo había hecho en la anterior jornada, se tiró en plancha pero no llegó por escasos milímetros. Luego la tuvo Koné pero remató muy forzado y  el testarazo fue muy desviado.

Probó fortuna Mula, el ex del Málaga, que sonó para el conjunto deportivista, pero que acabó esta mercado de invierno en el conjunto alfarero, un gran disparo que le hizo extraños a Dani para poder atajarlo en dos tiempos.

La segunda mitad arrancó como en la primera, con escasas ocasiones , en el minuto 51, en una lejana falta lanzada por Aketxe, muy centrada, pero que Dani Jiménez frenó en dos tiempos.

Recién superada la hora de juego, el Alcorcón acarició el gol más que nunca. Fue en un centro-chut de Stoichkov que no tocó nadie, ni delanteros ni defensas, y que salió lamiendo el poste izquierdo del portal herculino. Segundos después llegó un cabezazo desviado de Mollejo a centro de Bóveda, después de una recuperación de Gaku en campo contrario.

Mediada la segunda mitad, Fernando Vázquez introdujo dos cambios de golpe, haciendo debutar a Keko Gontán y Hugo Vallejo, que entraron en el terreno de juego en lugar de Emre Çolak y Ager Aketxe. El técnico deportivista introdujo velocidad y verticalidad en los extremos en detrimento del mayor control de balón que ofrecen el turco y el vasco.

Un libre directo de Mula durísimo, que detiene Dani, el Alcorcón siguía teniendo la pelota pero era incapaz de crear verdadero peligro, hasta el minuto 84 que llegó otro disparo desde la frontal, este de Samu Sosa, que se marchó por encima del travesaño. Otro lanzamiento lejano llegó en el minuto 89, por medio de Diéguez. El central avanzó y soltó un durísimo zurdazo desde 30 metros. Dani Giménez puso los puños para sacar el cuero a córner.

Hasta el rabo todo es toro, llegó el tiempo de añadido y era el momento para la novedad en la alineación de Vázquez,  Koné aguantó una pelota en campo contrario y Boateng cometió falta sobre el marfileño. Gaku jugó en corto hacia la derecha para Keko Gontán, que puso un preciso centro en el área donde el propio delantero deportivista se lanzó en plancha para conectar un testarazo imparable. Un golazo  que valía su peso en oro, tres puntos para el bus herculino que lo hacían subir a los 33 puntos en la clasificación.

Con esta victoria, el Deportivo iguala su segunda mejor serie histórica de triunfos consecutivos en Liga, lograda en las campañas 1963-1964 (en Segunda División, en una temporada de récord goleador del Club, con 74 goles en 30 partidos) y 1999-2000 (el curso en el que el Deportivo se proclamó campeón de Primera División). El récord del Club está 9 victorias consecutivas, desde la 17ª hasta la 25ª de la temporada 2011-2012 (Segunda División). Además, desde la llegada de Fernando Vázquez al banquillo, el equipo blanquiazul ha encajado solo 2 goles en 6 encuentros.

 

Comentarios en Facebook