RC Deportivo: Dani Giménez, David Simón, Somma, Pablo Marí, Saúl, Edu Expósito, Álex Bergantiños, Didier Moreno (Diego Caballo, min. 83), Fede Cartabia (Montiel, min. 65), Quique (Christian Santos, min. 73) y Borja Valle.

Gimnàstic de Tarragona: Bernabé, Salva, Noguera, Mikel Villanueva, Josema (Pol Valentín, min. 70), Thioune, Imanol García, Cotán (Kanté, min. 56), Pipa, Luis Suárez y Javi Márquez (Sadik, min. 65).

Goles: 1-0 Edu Expósito (min. 49); 1-1 Luis Suárez (min. 84).

Árbitro: Soto Grado (c. riojano). Tarjeta amarilla a Javi Márquez (min. 25), Cotán (min. 28), Thioune (min. 62) y Didier Moreno (min. 71).

Incidencias: partido correspondiente a la 26ª jornada de LaLiga 1|2|3 en el Estadio ABANCA-RIAZOR ante 17.102 espectadores. Se guardó un minuto de silencio en memoria de Fefé García del Río, socio número 2 del RC Deportivo y se homenajeó en el descanso a Juan Fernández, campeón de España de surf en la modalidad de olas grandes.

 

Nuevo tropiezo del Deportivo en su feudo, que dejó escapar una oportunidad de oro para volver a ganar en ABANCA-RIAZOR y acercarse al liderato soñado por el deportivismo.

Nada que reprochar a un Natxo González, que debido a las bajas en las filas del equipo herculino, no le ha quedado otra que hacer cambios para buscar una alineación competitiva y tener unos repuestos en los que pudiese echar mano si el partido lo necesitase.

Cambió a tres futbolistas con respecto al equipo que se enfrentó al Granada, el puesto el sancionado Domingos Duarte y Diego Caballo, para dejar su sitio a Somma y Saúl. Y en el mediocampo, Didier Moreno ocupó la posición del lesionado Pedro Mosquera.

La primera parte ha sido soporífera, sin apenas ocasiones, un dominio del Deportivo pero tampoco era abrumador, lo que salientamos es la pérdida de tiempo del guardameta del Nastic de Tarragona desde el primer minuto y que superó los 5 minutos, algo que tenemos que denunciar, los espectadores vamos a ver fútbol no a un tipo como se sube las medias 50 veces y que viene a perder el tiempo. Aquí creo que se viene a jugar al fútbol y los árbitros deberían ser menos permisivos, cuando a Dani Giménez portero del Deportivo de La Coruña fue amonestado en el minuto 7 por “PÉRDIDA DE TIEMPO” señores árbitros, nos tienen un poco hasta los mismísimos, con las pérdidas de tiempo, jugadores que parecen quedar inválidos y luego se recuperarn milagrosamente y echan a correr como si estuviesen en el primer minuto del encuentro.

El baremo de las tarjetas no es el mismo, estos equipos hacen treinta faltas y no hay tarjetas y al DEPORTIVO se le sacan tarjetas al mínimo detalle.

Otro tema ya es lo de los penalties, cuando nos escatiman uno u dos por partido, así estamos todos los aficionados al Deportivo hasta las “JOYAS DE LA CORONA“.

En el partido salientar a un Fede Cartabia que quería hacer cosas pero no tenía su día, además se le ve muy mal físicamente, quiere pero no puede, la calidad del muchacho es indudable.

Minuto 22, Quique gozó de una oportunidad aún más clara. Un despeje de Salva se convirtió en una asistencia para el pichichi deportivista. Completamente solo al borde del área pequeña, el delantero remató como pudo con el pie derecho, pero no acertó a dirigir el balón entre los tres palos.

Poco más que salientar en una primera parte aburrida, donde una tarde primaveral y con el horario de después de comer, provocaba el bostezo y alguna cabezadita a los asistentes al ABANCA-RIAZOR.

Con el empate sin goles se llegó al descanso. A los 4 minutos de la reanudación se adelantó el equipo herculino en el marcador, donde David Simón recortó hacia dentro en el extremo derecho, para meter un fenomenal pase al área para la llegada de Edu Expósito. El centrocampista frenó en seco, giró sobre sí mismo y buscó el palo más alejado con el interior de su bota izquierda. Aunque Bernabé llegó a rozar la pelota, esta se alojó en el fondo de las mallas tras golpear en el interior del palo derecho del portal visitante.

En los siguientes minutos, el Deportivo disfrutó de dos buenas opciones para sentenciar el encuentro. En el minuto 52, Quique encaró y superó a Noguera. El delantero se plantó ante el guardameta del Nàstic, al que trató de batir con un duro disparo raso en el mano a mano. Bernabé fue capaz de rechazar el esférico con su bota izquierda.

Y en el minuto 53, de nuevo Bernabé salvó a su equipo en un alarde de reflejos. Fede Cartabia remató a bocajarro un fantástico servicio de Borja Valle desde la izquierda. El rechace del portero quedó botando, un poco escorado ante la portería, pero demasiado despacio y alto. Quique trató de dirigir la pelota y darle fuerza, pero el balón se fue por encima del larguero.

El Nàstic movió el banquillo en busca de frescura. Kanté fue el primer cambio y, nada más salir al césped, soltó un cañonazo que puso el corazón en un puño a la parroquia herculina. Pero Dani Giménez estuvo tan veloz y seguro que se quedó con la pelota en sus manos.

Recién superada la hora de juego se produjo el debut oficial con el Deportivo del fabrilista Jonny Montiel, que sustituyó a Fede Cartabia.

El canterano dejó muestras de su calidad y agradó a los asistentes a Riazor, con un desparpajo a la hora de entrar en el área, desbordar, con un aire al argentino Fede Cartabia.

A un cuarto de hora del final del partido, Christian Santos fue objeto de un claro penalti por agarrón cuando esperaba el centro de David Simón, lanzado en profundidad por el extremo derecho por Montiel. El colegiado no castigó la acción.

En el minuto 83 tampoco pudo sentenciar Christian Santos, a la conclusión de un brillante contragolpe conducido por Montiel. El fabrilista conectó con Diego Caballo, que sirvió hacia la llegada desde atrás de Christian Santos. El venezolano disparó con dureza pero un defensa visitante, lanzándonse a la desesperada al suelo, evitó un gol cantado.

Y de la posible sentencia se pasó al empate. Un minuto después, el Nàstic igualaba la contienda por medio de Luis Suárez, que encontró una brecha en la parte derecha de la zaga coruñesa, antes de fusilar sin remisión a Dani Giménez.

El Dépor se fue con todo arriba, pero se topó con el travesaño en una acción de Diego Caballo, que acertó a rematar un balón suelto en el área después de un centro durísimo de Borja Valle que varios jugadores de uno y otro equipo rozaron pero que ninguno acertó a contactar con limpieza.

A la salida de un córner a favor de un Dépor volcado en busca de la victoria, el Nàstic montó un contragolpe en el que Pipa se quedó solo ante Dani Giménez. Con todo a favor y con todo el tiempo del mundo, el extremo derecho visitante disparó al primer toque y lo hizo a la izquierda de la portería coruñesa.

En el tiempo añadido, el Dépor siguió achuchando, principalmente en una acción por la izquierda de Borja Valle, cuyo disparo salió excesivamente alto.

Con este empate, el Deportivo alcanza los 47 puntos, con los que se mantiene una semana más en el quinteto de cabeza de LaLiga 1|2|3 junto a Albacete, Granada, Osasuna y Málaga.

Muchas bajas, que merman la capacidad de maniobra del técnico deportivista, ahora esperar que esta semana se puede recuperar efectivos y afrontar el encuentro del fin de semana como otra final para logar el objetivo del club que es volver a Primera División.

 

Comentarios en Facebook