Granada CF: Rui Silva, Germán, Víctor Díaz, Martínez, Quini, Montoro, Fede, Pozo, Fede Vico (Dani Ojeda, min. 79), Vadillo (Antonio Puertas, min 65) y Adrián Ramos (Rodri, min. 55).

RC Deportivo: Dani Giménez, David Simón, Domingos Duarte, Pablo Marí, Diego Caballo, Edu Expósito, Álex Bergantiños, Pedro Mosquera (Didier Moreno, min. 79), Borja Valle (Michele Somma, min. 87), Fede Cartabia (Nahuel, min. 66) y Quique González.

Árbitro: Pizarro Gómez (C. Madrileño). Amonestó a David Simón (min. 18), Montoro (min. 68), Antonio Puertas (min. 80), Rodri (min. 80), Ramos (min. 84) Didier Moreno (min. 85), Diego Caballo (min. 90), Domingos (90+2), Quini (90+2).

Goles: 0-1 Quique González (min. 49).

Incidencias: partido correspondiente a la 25ª jornada de LaLiga 1|2|3 disputado en el Nuevo Los Cármenes ante 13.128, más de un centenar de ellos aficionados del Dépor.

 

Natxo González estaba un poco desanimado el día de la convocatoria, por el tema de lesiones, veía la importancia del partido y ante un rival que está en lo alto de la clasificación y el golavarege era muy importante y todo salió a pedir de boca, marcó QUIQUE que estaba en una mala racha y puede activar a un jugador que es importantísimo para nuestro equipo, su trabajo es enorme en el campo, algo que muchos no ven si no marca el delantero, pero lucha, se asocia, descarga a los mediapuntas, ha hecho un trabajo muy salientable.

Natxo González mantuvo la defensa del partido frente al Tenerife. Los cambios  en el centro del campo con el regreso de Pedro Mosquera, un jugador que estaba muy en la sombra en los últimos partidos, sustituyendo a Didier Moreno. Hubo cambio en la zona de ataque, dando entrada a Fede Cartabia en lugar de Christian Santos, provocando además un cambio de sistema inicial a un 4-1-4-1.

Cabe mencionar a  Álex Bergantiños, enfundándose la camiseta del Dépor por ocasión número 200 en partido oficial con el primer equipo, lo que lo sitúa en el top-50, entre los jugadores que ha tenido el Dépor, en número de partidos disputados.

El Deportivo quiso en todo momento ir a por el partido y fue el argentino Fede Cartabia el que mediante un disparo, casi cantamos gol porque pasó rozando la escuadra de la meta Granadina, luego Dani Giménez  nos encogió el corazón con su tranquilidad infinita a la hora de sacar una balón jugado que casi roza la línea de gol de la meta deportivista, sus nervios de acero le dan más mérito al meta herculino.

En el minuto 32 el Dépor anotó un gol que fue anulado tras una falta previa en el remate, he visto la imagen una y otra vez y no veo falta en ningún lado, NOS HAN ROBADO UN GOL, el arbitraje iba haciendo de las suyas en contra del DEPORTIVO.

Al final de la primera parte se llegó a una innumerable imprecisión de los dos equipos, haciendo un juego aburrido y donde los espectadores estábamos deseando ir al descanso.

Salientar que hacemos regalos siempre en cada partido, se da vueltas y vueltas para acabar dando el pelotazo, dar el pelotazo de una vez a la primera y no regalos a los rivales que casi no cuesta gol.

En el comienzo de la segunda parte, el equipo herculino hizo una presión a la defensa local en la que al sacar en largo golpeó en el costado de Fede Cartabia que quedó para  Quique González que le pegó con toda el alma, raso, para batir a Rui Silva y poner el 0-1 en el marcador con 40 minutos de partido por delante y así callar las bocas de algunos  “toca narices” que preguntan una y otra vez por la sequía del delantero.

Los nervios entraron en el equipo local, que pedían de todo,  penalti por cada jugada, el arbitro mandó continuar, el Depor trató de estirarse, tuvo una gran oportunidad donde apareció Pedro Mosquera pero el tiro no fue lo suficientemente fuerte para lograr el gol ansiado por el equipo herculino.

La segunda parte se fue por unos derroteros diferentes a la primera, con menos llegadas de ambos equipos, juego más trabado y choques contundentes en el centro del campo entre los contendientes.

 

Llegó el susto para los deportivistas, pero fue legalmente anulado el gol de los locales por una CLARA MANO de Puertas en el gol. Ahí comenzó el partido a calentarse y el árbitro se fue del partido, comenzó expulsiones en los banquillos y acabó también con la quinta amarilla para Domingos Duarte y la expulsión con roja directa por una acción en la que Nahuel  no toca al jugador del Granada, que exagera una agresión. Expulsa a Nahuel pero no expulsa al jugador local por golpear a Duarte por el balón, una clara agresión que no fue castigada como debería ser.

Anteriormente Dani salvó al Depor tras una jugada que cabecea hacia la portería Duarte tras un mal despeje de Bergantiños y casi nos cuesta el empate.

Con los 3 puntos el Dépor supera al Granada en la clasificación y se garantiza el golaverage particular tras las dos victorias blanquiazules ante los granadinos.

Natxo bien, he hecho los cambios que tenía que hacer, cuando hace las cosas bien, también lo digo, no solo  lo critico.

Comentarios en Facebook