vía RC Deportivo

Dani Giménez manifestó esta mañana en la sala de prensa de Abegondo que lo del pasado domingo en Gijón “es un partido. Queremos que esto tenga continuidad: el buen juego en ABANCA-RIAZOR y los resultados fuera. Hablábamos la semana pasada de un punto de inflexión desde la vuelta al buen juego, de ganar con autoridad en casa… Ahora es un poco lo mismo. Hemos sido efectivos, hemos hecho un partido serio en un campo muy difícil. (El Sporting) solo había perdido un partido. Esperemos que sea un punto de partida para lo que queda de competición”.

El portero deportivista prefiere no hablar de tramo complicado del calendario, con las visitas al Granada CF y Málaga CF en el horizonte: “En Segunda es complicado decir que estos son los partidos más difíciles o no. Cada partido es un mundo. Hay mucha diferencia en los equipos según las dinámicas. A priori son equipos que están arriba pero nosotros hemos sacado buenos resultados justo ante estos equipos; mejores incluso que ante otros equipos de la zona baja”.

Espera que no se vuelva a repetir el bache de resultados del equipo de finales de 2018 y principios de 2019: “Pasa en todos los equipos. Al final es trabajo diario y mejorar las cosas que hacíamos mal. En los últimos partidos se ha visto una mejoría. Estamos siendo más valientes y dejamos que los equipos contrarios dominen menos”.

En esta línea, apunta Dani Giménez que ve a un Deportivo “mucho más ambicioso, sobre todo la valentía esa para apretar arriba, para no meternos atrás. El Sporting jugando en casa… pasamos por problemas puntuales pero es lógico, cosas de los partidos. Veías muchas jugadas en las que los laterales nuestros apretaban muy arriba, no dejábamos salir. Incluso si hubiéramos tenido un poquito más de acierto en ciertas jugadas podríamos incluso ampliar la ventaja. Es algo bueno que tenemos. Somos peligrosos teniendo el control del partido pero también somos peligrosos a la contra. Y según van pasando los minutos mantenemos bien nuestro nivel, que eso es importante. Físicamente estamos bien y llegamos mejor que otros equipos al final de los partidos”.

Prevé que LaLiga 1|2|3 será igualada hasta el final: “Todos los partidos son muy complicados. Nunca sabes qué equipos pueden dar la sorpresa o qué equipo va a ganar en un campo que a priori ninguno pensaba”.

Por este motivo, solicita Dani Giménez, futbolista con amplia experiencia en la categoría, “centrarse en el partido a partido independientemente del equipo que venga o del campo en el que jugamos. El Málaga, el Granada parece que están fuertes. El Alcorcón vuelve a ganar. Parece que Osasuna también está en buena dinámica. Hay que jugar todos los partidos. El Sporting parecía que estaba a mitad de tabla y que no acababa de despegar; y estamos viendo en las últimas jornadas que están jugando mucho mejor, sobre todo en su campo. Les ayuda la presión de la gente. El otro día el ambiente fue precioso, con la gente de A Coruña y con la gente de Gijón. Son muy complicados todos los partidos. Puede ser que a priori un partido difícil lo ganes como fue el del Sporting en la primera vuelta. Aquí, en ABANCA-RIAZOR, prácticamente no tiraron a puerta. La Segunda División es así”.

Opina que el cambio de sistema “ha ayudado quizás en encontrar esas posiciones más ventajosas a la hora de atacar. Encontrar esos 2 contra 1 en banda, incluso ataques en igualdad contra lateral-interior. Al final son cosas más sencillas cuando la confianza no está en su mejor momento, que era lo que nos pasaba antes”.

Explica que con el anterior sistema utilizado por Natxo González durante prácticamente toda la primera vuelta de la liga, “tienes que ser un poco más ‘listo’ jugando. Saber cuándo aparecer, cuándo aguantar tu posición. Y con la ansiedad, con esas dudas que teníamos, nos estaba costando más hacer eso. Cuando los equipos se replegaban, no encontrábamos bien esas jugadas por banda para finalizar. Ahora con este sistema es mucho más fácil”.

Vuelve a insistir en que el cambio de mentalidad juega un papel clave: “Al final, somos conscientes de que teníamos que ser más valientes, de que cuando perdíamos el balón debíamos apretar arriba. Es cierto que con este sistema es todo más natural. Los interiores saben cuándo tienen que ir. Con el otro sistema tenías que tener esa inteligencia para que al resto de compañeros les diera tiempo de llegar a su posición. Un sistema te da unas cosas y otro te da otras. Con el otro sistema cuando encontrabas al media punta era brutal para el resto de equipos. Perdimos esa eficacia y nos penalizó en exceso”.

En la semana de cierre del mercado de fichajes, uno de los capitanes del Deportivo sostiene que “si va a venir alguien porque se va algún compañero, pues que venga alguien para que el salto de calidad del equipo sea mejor. Es complicado porque tenemos una plantilla muy buena, muy compensada. Es cierto que si no viene nadie, el equipo está bien. Lo hemos demostrado en las últimas jornadas. Cuando las cosas no salen del todo bien, cuando hemos pasado ese pequeño bache, se habla más de jugadores que pueden venir aquí a mejorar la situación. Pero realmente si jugamos como tenemos que jugar, como hemos jugado en las últimas dos semanas, no creo que necesitemos nada más. Si un jugador se va, pues otro que venga a ayudar en la posición que necesitamos, en la posición que se puede quedar un poco más huérfana”.

Subraya que la plantilla deportivista “está equilibrada y compensada. Pero esto es muy largo. Y ahora se juega con una tensión extra que al final las piernas lo notan”.

Comentarios en Facebook