Tras en concurso de acreedores y apunto de cerrar la persiana del Real Club Deportivo de La Coruña, o eso nos han vendido los medios de comunicación a los aficionados del Real Club Deportivo de La Coruña, uno de los clubs centenarios y campeón de liga. Fecha sacada al aire, sin contemplar de que el equipo podría jugar en casa partido de Copa, (que más da, con la que está cayendo, cuanto menos vengan, mejor, diría el lince que anotó la fecha de la Asamblea Extraordinaria del club). Pues la fecha será el 17 de Diciembre en el Palexco, donde el presidente Paco Zas, si ese es el actual presidente del club, por si alguno no se ha dado cuenta, por no verlo, no estar muy, muy tranquilo con la actual situación del club. Pues ese presidente presentará las cuentas del actual ejercicio, con una deuda de 88,8 millones de euros, esa deuda que dijo en su presentación como presidente, “La vamos a pagar y la pagaremos” propagaba a los cuatro vientos, donde posteriormente halagaba los atributos del señor Tino Fernández, por coger un club con más de 160 millones de deuda.

Pero nos había dicho verdades, mentiras, la verdad es que el deportivismo no la sabe, pero debe saberla, vamos alucinar, vamos a cansarnos de escuchar la frase:  “En lo económico, bien”. Por que señores, en lo económico, esto es un DESASTRE!

Estos señores, consejo del Deportivo, han dilapidado cientos de millones de euros y han dejado a un club, como ya dije antes, centenario y campeón de liga, como colista de Segunda División, dando la peor imagen que se puede recordar en la historia del club.

El culpable, el señor Tino Fernández, al que le gusta poco escuchar la palabra, FRACASO, acostumbrado a triunfar, desde aquí le digo señor Tino Fernández, hay que mirarse al ombligo y reconocer que se ha equivocado, pero no una vez, sino mil veces, como lo hacemos todos, si fuese más humilde, el deportivismo estaría a su lado y no pediría a gritos que salga de Riazor.

Usted señor Tino Fernández, pasará a la historia, como el peor presidente de la historia del club, y no, no cuento a Paco Zas, porque solo ha sido una marioneta en sus manos. Tras equivocarse, su ego no le permite reconocer que otros podrían llevar a mejor puerto este club, en vez de dejar en manos de Fernando Vidal el club, acabó con toda lógica, cabó su propia tumba SR. Fernández, y no me tome esto como odio, como rencor, se lo digo desde la lejanía, no lo conozco en persona, seguro que en casa será un buen padre, un buen esposo, una buena persona, pero usted en este ámbito, que a mi me afecta, se ha equivocado y a más de equivocarse, se empeñó en seguir errando.

Los accionistas, tenemos derecho a saber como está nuestro club, por dentro y por fuera, estas son cifras que salen en La Voz de Galicia, pero permitan decir, que no me las creo, tengo miedo que sean aún peores.

Los números gruesos de ese balance que ayer a los accionistas del Deportivo reflejan que la entidad blanquiazul debe a Abanca 59 millones, casi seis a la Agencia Tributaria, seis a otros clubes por fichajes de jugadores y 16,5 millones en concepto de deuda concursal.

 

Comentarios en Facebook