Hace unos días salían a la luz unas declaraciones del exjugador del Deportivo Emre Çolak en La Voz de Galicia en las que afirmaba haber rechazado una oferta del Celta “Me llamaron para ir al  Celta, pero ni me lo planteé, porque me siento deportivista  y no encajaría allí. No sé hasta qué punto llegaba el interés, porque le dije que <<no>> desde el primer instante”.

Desde Vigo no han tardado en desmentir tal cosa, y han afirmado que nunca ha habido interés por el jugador turco, ni antes de fichar por el RC Deportivo ni durante su etapa en el club herculino. “No vamos a consentir que por motivos populistas se utilice falsamente el nombre de nuestro club y enturbiar las buenas relaciones con un club gallego y amigo como es el Deportivo”. Con estas declaraciones dejan claro el ambiente de respeto que se procesan mutuamente las directivas de Celta y Deportivo y que por culpa de unas declaraciones totalmente falsas del jugador turco no quieren que se vean afectadas esas buenas relaciones.

Parece entonces, si creemos al Celta, que Emre Çolak lo único que buscaba con esas declaraciones era el aplauso fácil por parte de la afición del Deportivo al afirmar haber rechazado jugar en su eterno rival por sentirse deportivista.

En esa entrevista en La voz de Galicia de hace unos días, Çolak también expresó su deseo de volver al Deportivo algún día “Me gustaría volver algún dia al Dépor, ojalá el Dépor vuelva a Primera y ojalá yo pueda regresar y hacer grandes cosas”. Esas palabras hacen preguntarse entonces porque no se marchó en forma de cesión y prefirió marcharse en forma de “traspaso” desvincularse totalmente del club herculino.

Comentarios en Facebook