Apenas 10 horas después de que finalizase el encuentro de anoche en el Estadio Juegos Mediterráneos ante la UD Almería, el Dépor volvió al lugar de los hechos, esta vez al campo anexo, para volver al trabajo.

Con un largo desplazamiento de 1.140 kilómetros por delante, de ellos 201 por carretera hasta Málaga y luego 2 aviones, Natxo González optó por centrar al equipo desde ya en la próxima cita liguera, el sábado 24 de noviembre en ABANCA-RIAZOR ante el Osasuna (18:00 horas, Movistar Partidazo).

Como es habitual el día posterior a cada partido, los futbolistas titulares anoche realizaron solo la primera parte del entrenamiento, con carrera continua y estiramientos. Continuaron con tareas de recuperación de regreso al Hotel NH Almería. Este fue el caso de David Simón, Pablo Marí, Domingos Duarte, Saúl, Álex Bergantiños, Vicente Gómez y Christian Santos. Quique González ni siquiera pisó el césped y se quedó en el hotel.

Para los demás jugadores, incluidos Edu Expósito y Carles Gil por jugar solo medio encuentro, el entrenamiento fue de alta intensidad, con un calentamiento, un ejercicio de posesión y, para concluir, fútbol en espacio reducido. Todo ello por espacio de 1 hora y 30 minutos.

Mañana miércoles, ya con la plantilla al completo e incluido el internacional Carlos Fernández, se entrenará a las 11:00 horas en Abegondo.

Comentarios en Facebook