El Deportivo Liceo deja atrás la derrota ante el Taradell y supera a un Caldes que dejó buena imagen en Riazor y que sumaba siete jornadas sin perder
El gol de Facu Bridge a los 40 segundos puso pronto de cara el choque para el cuadro local que al descanso ganaba ya por 3-0
Los de Copa siguen coliderando la tabla con el Barça y piensan ya en el choque del sábado ante el Saint Omer

 

FICHA DEL PARTIDO
Deportivo Liceo: Carles Grau, Facu Bridge, Maxi Oruste, Dava Torres y Franco Platero -cinco
inicial-. Bruno di Benedetto, Roberto Di Benedeto, Marc Grau, Fabri Ciocale.

C.H. Caldes: Gerard Camps, Xavier Rovira, Ferrán Rosa, Alexandre Acsensi y Cristian Rodríguez
–cinco inicial- Lluis Ricart, Álvaro Giménez, Marcos Blanque, Roger Acsensi.
Goles: 1-0, min 1: Facu Bridge; 2-0, min 11: Maxi Oruste; 3-0, min 18: Roby di Benedetto; 3-1,
min 27: Ferrán Rosa; 4-1, min 38: Fabri Ciocale; 5-1, min 39: Roby di Benedetto; 5-2 min 48:
Giménez.
Árbitros: Sergi Mayor-David Cantos. Sin azules
Incidencias: 12ª jornada de la Ok Liga. Palacio de los deportes de Riazor. 2.000 personas.

El Deportivo Liceo arrancó otra hoja en el calendario de Ok Liga, y lo hizo con una nueva victoria
(11 de 12) ante un Caldes que demostró durante muchos minutos los motivos por los que llegaba a
Riazor sin conocer la derrota en las últimas siete jornadas de campeonato.
El tanto inicial de Facu Bridge (40 segundos) puso pronto las cosas de cara para un cuadro liceísta
que desde el arranque quiso dejar claro que la derrota ante el Taradell era historia. Con la
tranquilidade que supone verse en ventaja, los de Copa fueron capaces de controlar a un rival que
apretó más arriba que otros conjuntos que visitaron Riazor, pero que no puso en apuros a Carles
Grau hasta la segunda parte.
Antes de llegar al descanso, los locales había encarrilado la victoria con tantos de Maxi Oruste y de
Roby di Benedetto, el primer al cazar un buen pase de Marc Grau y el segundo con un disparo
desde lejos.
El paso por el vestuario pareció sentarle algo mejor a los visitantes que, antes de acortar distancias
ya pusieron en apuros al meta herculino, que no pudo hacer nada ante un disparo de Ferrán Rosa.
El tanto pareció darle un impulso al conjunto catalán que pensó entonces que podía ‘rascar’ algo
de su viaje a A Coruña hasta que Fabri Ciocale cazó un rechace de Camps para hacer el 4-1 y, sin
tiempo a rehacerse, Roby di Benedetto terminó de sentenciar el choque con un golazo que puso el
5-1.
El segundo tanto visitante a falta de algo más de un minuto quedó en anécdota en una jornada en
la que el Deportivo Liceo demostró que Riazor sigue siendo un feudo infranqueable en la Ok Liga
antes de pensar ya en el choque del sábado ante el Saint Omer.

Comentarios en Facebook