El argentino, saltó al campo con el readaptador para hacer un poco de carrera sobre el césped de Abegondo. El atacante deportivista que sufrió una rotura de grado 2- 3 en el muslo derecho, va evolucionando favorablemente y cumpliendo los plazos previstos para su reincorporación al grupo y así poder estar a las órdenes de Natxo.

La baja de Fede Cartabia concidió con la explosión goleadora de los atacantes deportivistas, lo que podría augurar a la grada deportivista, una sequía goleadora, ya que el argentino estaba siendo el motor en la aparte ofensiva del equipo y el canalizador del juego blanquiazul.

Esto hace que el equipo no tenga dependencia  de Fede Cartabia y que puede recuperarse en sus tiempos, sin forzar para una prematura entrada en los terrenos de juego. De este modo, viendo la buena evolución de los delanteros, Fede puede estar centrado en su plena recuperación.

 

Comentarios en Facebook