Foto de LaLiga

En una entrevista de La Voz De Galicia a Juan Carlos Real ex jugador del Depor de la época de los ascensos más recientes, hemos podido comprobar una realidad que se mantuvo tapada durante algunos años y que ahora sale a la luz, empezamos con el resumen de una larga entrevista.

La entrevista consta de siete partes; sus comienzos y su ilusión de un Coruñés, su debut con el equipo de su alma, los primeros momentos malos en su carrera, la incertidumbre de un club en casi desaparición, el ascenso heroico, su debut en la categoría reina con el Depor y en la misma temporada su salida y por último su vida fuera del Deportivo.

Primera parte:

Como todos sabemos en la ciudad de La Coruña hay varios equipos que son como una cantera, no solamente para el Depor sino también para el resto de España, el club evidentemente que más destaca es el, Ural, cuenta Juan Carlos que el conjunto que tenía una preferencia gracias a un acuerdo que le impedía jugar con el su equipo actual en dicho torneo, pero él quería jugar solo con el conjunto Blanquiazul, lo dice de una forma que denota su amor, ” Yo quería ir a Brunete con el Depor”, el torneo más importante de categorías alevines que por aquellos años el conjunto de Riazor no tenía, por lo tanto no le quedaba otra que jugar con otro equipo para poder ir, el Vitoria fue el paso previo a su sueño llegar pertenecer al Deportivo de La Coruña, sus ocho años en las categorías le hizo llevar su progresión a otro nivel, el primer equipo.

Segunda parte:

El estreno con el Depor con Oltra de entrenador hizo que su primer partido con la inquietud que conlleva, el nerviosismo de si jugaría o no, la tensión de estar en la alineación titular y la confirmación de sí sería de la partida desde el principio, eran lo que no le dejaban tener la tranquilidad que se necesita en un momento tan importante en la carrera de cualquier jugador, pero a partir de que empezó el partido y también del talento de la plantilla hicieron que, Juan Carlos, se relajara y supiera aprovechar el debut. Cuenta también que él era la persona más feliz del campo, lo cuenta de esta manera, “Fui recogepelotas en Champions, viví los mejores momentos del Depor”, a continuación cuenta que la ilusión de cualquier niño de allí era conseguir lo que él estaba consiguiendo y además añade que solamente debutar y compartir vestuario con Don Juan Carlos Valerón, era otro sueño que había cumplido.

Tercera parte:

Como les sucede a la mayoría de jugadores y a todos, los malos momentos también son parte de la carrera de un jugador profesional, el verano de 2012 la situación del Coruñés iba a ser de todo menos buena, su cesión casi segura al Huesca, pero no se sabe si por el agente o el Club Blanquiazul el pobre se quedó tirado, lo cuenta de esta manera, ” En el club me dijeron que había aparecido tarde a firmar mi contrato para salir, pero eso es mentira”, y añade que incluso que se quedó en las oficinas del club por si al final se oficializaba su llegada al equipo Oscense, evidentemente la noche no pintaba bien y Juan Carlos no se fue a ningún equipo y se quedó hundido, como dice él “Estaba mal, no disfrutaba” además en una decisión de poco respeto a una persona, no le permitieron ni siquiera entrenar con el equipo evidentemente se notó en su confianza y se dio cuenta que el fútbol no es un camino de rosas. Pero como todo en la vida, los momentos malos no son eternos y los buenos llegan y un nombre y hombre fue el que le volvió a recuperar la confianza, se llamaba D´Alessandro, un entrenador muy peculiar que le transmitía sus excentricidades pero muy efectivas, le marcó mucho y le enseñó muchas cosas que le valió para ser más fuerte y destaca una cosa de él “ Un fenómeno“.

Cuarta parte:

Una frase que remarca todo lo que sucedió en uno de los años más complicados de la historia del Club, lo cuenta de esta manera; ” Jugábamos con el peso de un club que podía desaparecer“, esta es la confirmación de lo que realmente no querían reconocer los jefes del Deportivo, lo dice después de volver de nuevo a su Depor, año 2013; los impagos a jugadores a todos era una tónica en ese año y por supuesto fue muy duro superarla, Manuel Pablo era el que le contaba la situación económica terrible que había y como dice aunque confiaba en la solución, la inquietud también repercutía en los entrenamientos cuando la cosa se ponía muy fea.Por último destaca la humildad del grupo y el peso de los veteranos para poder lidiar con todos los problemas y al final pasados los años hace la reflexión de que en la situación crítica que estaban, que situación tan complicada sacaron adelante.

Quinta parte:

El milagro de intentar subir a un equipo en la situación dura era uno de los objetivos de todo el grupo y del Presidente evidentemente, y el hombre que tenía que ser el encargado era un conocido del fútbol gallego, Fernando Vázquez, habla muy bien de él, cuenta que Fernando consiguió dar tranquilidad normalidad a la plantilla sabiendo que todos estaban en el filo de un precipicio, plantilla corta y plantilla muy descompensada que el Profesor Vázquez supo darle la confianza para lo que parecía un imposible convertirlo en una realidad, destaca como a Fernando el líder para llevar la nave Coruñesa al puerto soñado (el ascenso) ante las olas gigantescas (la desaparición) por las que surcaba el barco de Coruña, en la última de este apartado expone lo que sintió o sintieron cuando consiguieron el objetivo del ascenso, según relata en el penúltimo partido los sentimientos de amor su equipo afloraron y se sentía como parte importante de la gesta realizada él y sus compañeros con el club de su vida, el esfuerzo y los malos momentos fueron parte de la recompensa final, subir, y cuenta la anécdota final de la celebración del ansiado objetivo, ” Me asomé a leer qué ponía en la tarta de la celebración y entre unos cuantos me metieron la cabeza dentro”. Un final de pesadilla divertido.

Sexta parte:

Su segundo ascenso con el Depor no fue lo que Juan Carlos le gustaría, sabía que su salida podía ser de nuevo una realidad pero también sabía que si se quedaba no jugaría mucho. A pesar de ello no dejó de luchar y pudo debutar en Liga con equipos como Elche y Valencia y como destaca, ganaron, era su ilusión y pudo hacerla realidad y se siente muy orgulloso de ello. Era la antesala de su salida que se produjo rumbo a las Islas afortunadas, el Tenerife fue su destino y cuando concluyó le vino lo peor de toda su carrera, estar seis meses entrenando con un equipo de Segunda b que le dejó sin ninguna motivación para hacer nada sin poder estar en un equipo a la altura de su talento.

Séptima parte:

Pero lo malo se acabó y su destino para volver a recuperar de nuevo su ilusión fue un equipo Rumano, el Cluj, era el año 2016 y fue su mejor y única salida, le tocó un entrenador que le permitió sacar a escena lo que llevaba dentro; un club, una ciudad y un grupo que lo volvió a sentirse de nuevo jugador profesional, su frase lo deja claro ” Una época espectacular que me metió otra vez en la rueda del fútbol”. Ya de regreso a nuestro país recaló en un equipo que conocía muy bien de su primera etapa, el Tenerife, volvió a las Islas y con una cifra de 8 goles en 20 partidos volvió a ser lo que era antes, pero como ha sido su carrera volvió a tener que emigrar a otras tierras después de la llegada de Etxebarría y su destino fue al que mañana nos enfrentamos, el Almería, para finalizar la entrevista Juan Carlos destaca dos cosas su equipo actual y dice “Somos un bloque acoplado, sólido, que ha dado la cara en la mayoría de las jornadas” y la última cosa que comenta es que el partido será muy especial y que tan solo un compañero de su época queda del Depor, Alex Bergantiños.

Es una entrevista muy interesante que dice verdades que muchos no sabíamos y que por encima de todo y a pesar de todo lo que ha sucedido en sus años malos en el Deportivo, sigue siendo Deportivista en Almería.

@jappserrallo y CPG

 

 

Comentarios en Facebook