(Foto de PSV.nl)

Hoy toca hablar de un canterano que empieza ya a labrarse un nombre en el mundo del fútbol. Hoy hablaremos de José Ángel Esmorís Tasende, más conocido como Angeliño, lateral zurdo nacido en Coristanco (sí, paisano de Rubén Martínez) en el año 1997 y que pasó 6 años en la cantera de nuestro club.

Angeliño ingresó en la cantera blaquiazul allá por el año 2007, con sólo 10 añitos, y se marchó un pelín más crecidito en enero de 2013, donde emigró a Inglaterra para jugar en las categorías inferiores del Manchester City. En la City Football Academy, una de las más prestigiosas de todo el Reino Unido y del mundo entero se forjó un lateral zurdo de amplio recorrido (capaz de jugar también como interior o extremo) que coincidió en los campos de entrenamiento citycens con otros españoles como Pablo Maffeo, José Pozo o Brahim Díaz, futbolistas profesionales asentados (el primero en el Stuttgart, Pozo comanda el Rayo Vallecano y Brahim Díaz forma parte ya del primer equipo de los mancunianos y ha sido relacionado con el Real Madrid).

Pero obviamente José Ángel no se iba a quedar estancado. En la temporada 2014-2015 es convocado por 1° vez en su carrera con el Manchester City para enfrentarse al Sunderland. Ese año no llega a debutar, pero su buen rendimiento en la Premier League 2 y en la UEFA Youth League provoca que el conjunto del Etihad lo ceda por una temporada al New York City de la MLS estadounidense. Angeliño, con apenas 18 añitos recién cumplidos se embarca en un viaje que le hará ganar en madurez y experiencia que le está sirviendo a día de hoy. Ese año entre el Sub-21 del City y su aventura en el NYC suma 46 partidos, con 5 goles y 7 asistencias registradas, cifras más que destacadas para un lateral zurdo.

Al año siguiente regresa al Reino Unido con la esperanza de ser llamado con los mayores, mas sus esperanzas se quedan en agua de borrajas, ya que únicamente completa 13 encuentros entre la EPL 2 y la Youth League, lo cual hace dudar de su verdadero potencial a los dirigentes del equipo.

Al año siguiente continúa con el equipo filial hasta que surje la opción de salir cedido al Girona. Con el conjunto catalán no llega a debutar y sale cedido en dirección Mallorca lo que resta de campaña. Entre eso y los partidos sumados de la primera mitad de la temporada 2016-2017 participa en 25 encuentros repartiendo 4 asistencias y descendiendo a 2°B con los de Son Moix por el lado malo, pero logrando el ascenso del conjunto gironí a la Liga Santander por el lado bueno a pesar de no haber debutado con ellos. Curioso cuanto menos.

La temporada siguiente, la primera entera como profesional, comparte destino con un actual jugador del Depor, Pablo Marí (con el que también coincide en Girona). Ese año termina de explotar jugando todos los minutos del NAC Breda en toda la temporada, no se perdió ninguno. En concreto, 35 duelos con 3 goles y 7 asistencias en un club que, ni mucho menos, es puntero en la Eredivisie.

Tras ver el enorme rendimiento dado, el City y Angeliño deciden separar sus caminos definitivamente y el gallego regresa a Holanda, pero esta vez es el PSV Eindhoven el que apuesta por él, pagando cerca de 5’5M de € por el lateral, que suma 21 encuentros esta temporada y ya empieza, como dijimos al principio del texto, a labrarse un buen nombre en el mundo del fútbol.

A parte de esos logros, recientemente ha debutado con la Selección Española sub-21 junto a otro deportivista, Carlos Fernández. Es aficionado y socio del Depor desde pequeño y siempre ha soñado con vestir la camiseta del Deportivo de La Coruña, de hecho lo ha reiterado hace poco en una entrevista.

Sin duda, la cantera del Depor tarde o temprano da sus frutos (aunque no sea dentro de nuestro club), y me gusta saber que los jugadores que han pasado por aquí se quedan con un buen recuerdo de su estancia en A Coruña. ¿Y si vuelve? Nunca se sabe, ahora están Caballo y Saúl pero este chico son palabras mayores. Hombre, si quiere estar en un equipo ganador ya sabe…

Comentarios en Facebook