Evaluación estadística del Deportivo de La Coruña.

Transcurridas 12 jornadas del campeonato de liga en la Segunda División española, no es necesario profundizar demasiado en la temporada del Deportivo de La Coruña para darse cuenta de la igualada posición en la que se encuentra. Sin embargo, la evidencia de lo positivo en el rendimiento del equipo no resta interés a la hora de evaluar desde la estadística las situaciones que pueden ilustrar, y también en parte explicar, los motivos por los que el equipo se encuentra en esta tesitura.
A modo de preámbulo del análisis que se va a abordar, podemos ofrecer una serie de datos especialmente llamativos y esclarecedores del rendimiento del equipo.


Cuando los datos son positivos, en lo que a efectividad en el área rival se refiere, es comprensible que el rendimiento global del conjunto este por encima del promedio.
La concentración no parece ser un punto fuerte de los deportivistas, ya que el 77% de los goles que han recibido en contra, llegaron tras la vuelta de vestuarios, o en los quince minutos finales. A pesar de esto, más positivas son las estadísticas anotadoras del conjunto coruñés traspasado el ecuador del encuentro. Marca para abrir el marcador. Sin embargo, el 50% de sus goles (9/18) han servido para romper el 0-0 inicial.

 

Si bien la principal virtud del conjunto herculino parece encontrarse en el aspecto defensivo, con una media inferior a 1 gol encajado por partido, ya hemos introducido que su rendimiento está siendo eficiente en ambas áreas, con una efectividad propia y permitida muy superior al promedio de la Liga123. (Se trata del 2º equipo más goleador del campeonato, y el 3º que menos goles ha recibido). En cualquier caso, también es pertinente analizar su nivel de generación ofensiva, y ponerlo en contraste con el volumen de generación que el Deportivo permite a sus rivales. La ventaja del Deportivo es que la diferencia entre el volumen y la selección y calidad de sus tiros es muy pequeña.

Necesita únicamente 5.61 tiros para marcar gol. Un dato que lo coloca como el segundo equipo con mayor eficacia de lo que va de Liga.
El dato de la eficacia está directamente relacionado con la posición en la que se producen los disparos por parte del conjunto herculino, puesto que de los tantos anotados tan solo uno de los 19 ha sido desde fuera del área, aquel tanto fue obra de Borja Valle en la tercera jornada del campeonato contra el Tenerife en el Heliodoro. Los 18 tantos restantes han sido generados desde el interior del área, 5 dentro del área pequeña, 11 del área grande y los dos penaltis transformados por Quique González.
La producción ofensiva hasta el momento ha recaído fundamentalmente en los hombres llamados a liderar el frente del ataque deportivista. Por un lado Quique González segundo máximo goleador de la categoría, promediando un gol cada 1.42 tiros a puerta. Mientras que por otro lado tenemos a Carlos Fernández, el andaluz necesita muchos más tiros que el vallisoletano, siendo el jugador que más disparos realiza de la plantilla con 24.

 

 

Llamativa es la distribución de los goles de los artilleros blanquiazules, puesto que Carlos ha marcado sus 5 goles en Riazor, lo que supone el 50% de la producción ofensiva del Deportivo en su feudo, produciéndose el efecto contrario con Quique, ya que esté anotó 5 de sus 7 tantos actuando como visitante, o lo que es lo mismo, ha marcado el 63% de los goles que el Deportivo a efectuado fuera de A Coruña.
Los parámetros aquí analizados arrojan que la elevada producción ofensiva del equipo en comparación con la media de la Liga, y la distribución de los tantos, unido a la solidez defensiva que el conjunto dirigido por Natxo González está mostrando en este primer cuarto de la temporada, le permite permanecer en las posiciones de cabeza, en una de las segundas divisiones más igualadas de la última década.

Comentarios en Facebook