La era Tino ha sido desafortunada en el apartado del banquillo, quiero recordar a Víctor Fernández, Fernando Vázquez, Pepe Mel, Víctor Sánchez del Amo, Cristóbal Parralo, Garitano, Clarence Seedorf, Natxo González, una serie de entrenadores que no han cuajado en el banquillo herculino.

Tino Fernández comenzó su fama de quema entrenadores despidiendo al artífice del ascenso, un Fernando Vázquez que con pocos mimbres, logra una impresionante primera vuelta, luego en el mercado de invierno con múltiples fichajes, no logra que el equipo juegue bien, logra malos resultados y provoca la desidia de la grada, el miedo de que no se lograse el objetivo, pero al final se logra el ascenso de categoría en la segunda posición con 69 puntos a 2 del líder un Eibar que sería el campeón de la categoría, ascendería en el play off el sexto clasificado, el Córdoba.

Víctor Fernández fue el primero que prometía buen fútbol, agradar a la gente y lo que provocó fue cabrear a la grada, tampoco es que tuviese muchos mimbres para hacer gran cosa, con el poco margen financiero, los fichajes no eran gran cosa y el equipo logra mantener la categoría con Víctor Sánchez del Amo ya en el banquillo, este ex jugador del Depor, sin experiencia en los banquillos, había sido segundo entrenador con Míchel, pero logra mantener al Depor en la máxima categoría con un final en el Camp Nou agónico.

Víctor tiene la confianza para iniciar la temporada y es planificada con él en el banquillo, hace una gran primera vuelta, llegando a colocarse en varias jornadas en la sexta posición, hasta que es goleado en el Bernabeu por un 5-0, el equipo no gana y solo logra puntuar a base de empates, los equipos lo adelantan y de la sexta posición comienza a ir bajando progresivamente hasta rozar con las posiciones de peligro.

Problemas con el vestuario, Víctor no es capaz de gestionar un banquillo que parece muy difícil, con broncas, con demasiadas cosas extradeportivas, deja al equipo en la máxima categoría pero no seguiría tras haber renovado contrato.

Gaizka Garitano comienza una temporada, un entrenador joven con buenas ideas, trabajador, un técnico de futuro que era directo, cercano, un tipo muy legal que tuvo muy mala suerte con el DEPOR. La marcha de Lucas, la llegada de Joselu y su lesión trastocó todos los planes, partido contra el Athletic y en el minuto 24 una grave lesión echa por tierra al goleador que vendría a sustituir a Lucas, el hombre gol en la anterior temporada. Errores arbitrales garrafales, goles en los últimos minutos, balones al palo que salían y al contrario le entraban, suman un cúmulo de desgracias que conlleva que Tino Fernández no tenga paciencia y destituya a Gaizka Garitano estando fuera del descenso, para fichar al recomendado de la prensa madrileña Pepe Mel.

Entrenador de “Huevos” más motivador que otra cosa, con muy pocos argumentos futbolísticos, vieja escuela que se quedó rancia en el armario. Logra salvar al Depor, pero Tino comete el error de mantener al entrenador que todo el mundo veía que no era el adecuado para el equipo, quizá por la presión mediática de ser un presidente que quemada técnicos, pero Pepe Mel, no es un técnico para el Deportivo, una afición acostumbrada al buen fútbol, buena entendedora del deporte rey.

En la jornada 9 tras unos pobres resultados, es cesado y cometen el error de subir a Cristóbal Parralo al primer equipo, cuando tenía al segundo equipo líder, con una racha impresionante, con jugadores que tenían progresión y que estaban a muerte con su míster. Desestabiliza el segundo equipo, el mal ambiente de un vestuario que cada uno iba a su bola, hace que el bueno de Cristóbal termine cesado tras conseguir 2 victorias y 3 empates.  El club le ofrece quedarse en un puesto de la secretaría técnica pero el míster termina un poco quemado y decide descansar y buscar un nuevo proyecto.

Sustituto Clarence Seedorf, un gran futbolista, pero un auténtico disparate el cometido por el ex presidente TINO FERNÁNDEZ. Un hombre sin experiencia en los banquillos de la liga española, no conocía a la plantilla, no logra resultados y el Deportivo vuelve al pozo de la Segunda División. Cabe salientar que el ex presidente había prescindido del director deportivo y estaba haciendo él mismo, dichas labores.

Comienza una temporada en Segunda división donde Tino Fernández contrata a un director deportivo, Carmelo del Pozo que es el encargado de confeccionar una plantilla y es el encargado de contratar al entrenador que maneje dicha plantilla. Se paga por un entrenador que viene sin convencer a la parroquia blanquiazul, con su rombo, pero comienza ganando partidos y la plantilla era desconocida para muchos, pero se veían resultados, nunca se vio buen juego con Natxo, pero se buscaba el ascenso, ese era el objetivo, aunque desde el club se repetía que no era el objetivo del club.

Enero se acabó el efecto Natxo, el equipo mal físicamente, ni con rombo ni sin el, no se ganan partidos, los encuentros en Riazor eran conciertos de bostezos, llegan las derrotas y más con equipo teóricamente pequeños, lo que hace enfurecer a las gradas y ya no piden la dimisión de Natxo, piden a la directiva DIMISIÓN.

Natxo es cesado, por que el Deportivo se veía relegado, ya no de los puestos de ascenso directo, veía peligrar la promoción de ascenso, es cuando llega Martí. Técnico desconocido por la parroquia herculina, pero como ya estaba harta, aficionados que prometían no volver a Riazor, la asistencia caía en picado, los rivales ganaban sus partidos y el Depor veía muy complicado clasificarse para el Play Off de ascenso.

Martí pagó la novatada, le tocó bailar con la más fea, sin tiempo de preparar el encuentro esperaba el SADAR, contra el mejor equipo de la categoría, se comienza ganando pero al final el equipo sucumbe ante los locales, que ven las opciones de ascender directo. El equipo muestra cosas, más junto, con llegadas arriba, cuando antes ni se subía por banda ni se tiraba a portería, parece que la mano del nuevo técnico se mostraba en el equipo.

La novata se pagó en Riazor, con una alineación extraña para recibir a Extremadura de Manuel Mosquera, que termina ganando el encuentro en una racha increíble de los extremeños que salvarían la categoría. En la alineación un Víctor Silva y un Didier Moreno, que no han demostrado nada para jugar en este equipo. Una alineación confeccionado sin aún conocer a los jugadores y nos cuesta una derrota.

El técnico Mallorquín comienza a trabajar aspectos que el Deportivo no llevaba a la práctica, colocaba a los jugadores en sus posiciones, daba confianza a jugadores que estaban apartados en la grada, ahí la entrada de un Saúl que era un mero espectador los fines de semana, se hizo con la plaza titular en el lateral izquierdo, confío en Pedro Sánchez que no había demostrado absolutamente nada, comenzó a ser decisivo, con garra, con calidad, jugando para el equipo y además aportando goles importantes.

El nuevo técnico comenzaba a cimentar un equipo, un pilar en la banda izquierda con Saúl y Pedro, coloca a un jugador importante, quizás el mejor de la temporada, Edu Expósito, en su posición, comienza a tener balón a distribuir el juego, además de ser solidario y contribuir en las tareas de destrucción en el centro del campo, recupera a un Carlos determinante en el juego de ataque, mantiene a los zagueros que habían sido lo mejor del equipo en toda la liga, al igual que Dani en la portería, se cimentaba un equipo, con un goleador Quique que se veía fuera por una lesión, pero entraba un Borja Valle que también comenzó a sentirse importante, con juego, con asistencias y con gol.

Un tanque en el centro del campo, Álex Bergantiños, incansable recuperando balones y uno de los jugadores que yo le pedí que tenía que aparecer, por su enorme calidad, por ser el líder que tiene que tener un equipo, quizás el mejor jugador de la categoría, pero no lo estaba demostrando, él lo sabe, comenzó a correr, comenzó a querer ser el protagonista y vaya si lo fue, en el momento más importante de la temporada, Fede Cartabia apareció, con asistencias, con gol, con saber conducir el balón y desatascar el juego, un jugador importantísimo. Con un director de orquesta los músicos saben que pueden tocar, porque habrá buena música, un jugador que se sumó a tocar, ha sido Eneko Bóveda, enorme, ha dado sobriedad, tranquilidad, hasta pudo lograr goles en varias ocasiones, en definitiva, el míster logró formar un equipo, mérito total de Martí, corregir posiciones tácticas, le da una lección en la eliminatoria a Víctor Sánchez del Amo contra su Málaga, el Depor sale victorioso en los dos partidos, ahora se ha ganado ante el Mallorca y falta el partido de vuelta, deseamos que todo el equipo siga en esa progresión y que el míster logre su objetivo, entrenar en el DEPORTIVO en PRIMERA.

Aparte de sus conocimientos futbolísticos, que ha demostrado, Martí ha demostrado saber gestionar un grupo, ser un buen comunicador, tenerlos concentrados y con los pies en el suelo, ha demostrado ser un auténtico señor, con el gesto hacia Pedraza en su entrada a Álex Bergantiños.

Ojalá se quede muchos años en el DEPOR, será una buena señal para usted y para los que amamos al DEPOR.

Se ha ido Tino y ha llegado la estabilidad en el banquillo.

¿Crees que tiene que ver, o no?

 

Foto del Deportivo de La  Coruña

Comentarios en Facebook