Otro derbi en el Anxo Carro, el tercero oficial en la última década. Buen síntoma para algunos y malo para otros. Casi tanto como la situación del Dépor ahora mismo, colista con doce puntos en 18 jornadas. También fue un derbi atípico, ya que era la primera vez que los herculinos se enfrentaban al Lugo por detrás en la clasificación.

Tras una semana polémica entre las aficiones por el precio de las entradas -a 30 y 40 euros para los visitantes-, ambos conjuntos llegaban en una buena dinámica de sensaciones, no de resultados. El Lugo, perdió el domingo pasado en el Ramón de Carranza contra el líder de la categoría, a pesar de empezar ganando. Por su parte, el Deportivo cosechó un empate  frente al Alcorcón en uno de los mejores partidos de la temporada. De hecho, Luis César Sampedro declaraba: “Estamos mejor que nunca”.

En los primeros minutos, los lucenses tuvieron más presencia, incluso llegando a generar bastante peligro en un mano a mano de Manu Barreiro ante Dani Giménez, que evitaría el gol con una muy buena parada.

Los minutos pasaban, pero ninguno de los equipos lograba tener claridad ofensiva. La mejor oportunidad para el Dépor llegaría rozando el ecuador de la primera mitad, en una magnífica falta botada por Aketxe, que remató Mollejo obligando a Cantero a intervenir para impedir el gol. El diez tendría otra con un tiro lejano en el minuto 30.

El primer tiempo fue disputado, con seis remates para los locales y siete para los visitantes. En general, esta fue la tónica de todo el encuentro. Muy igualado, con ocasiones de peligro para ambos, pero sin llegar a materializar ninguna. Demasiados errores y dificultades al salir con el balón jugado desde atrás.

Tras el paso por los vestuarios, todo siguió igual. Momentos para cada equipo e intentos estériles en ataque. Destacó la insistencia de Mollejo, que como de costumbre peleó todos los balones. En el minuto 53, Nolaskoain le filtró un pase al toledano que había realizado un buen desmarque de ruptura. Sin embargo, este no lo supo aprovechar. Todas las jugadas del Dépor pasaban por sus botas.

Los cambios introducidos por Sampedro no tuvieron el efecto deseado. Borja Valle intentó participar en el juego sin demasiada incidencia. Shibasaki estuvo totalmente desaparecido sobre el césped, y Beto tampoco hizo nada realmente destacable.

Koné tendría la última a falta de diez minutos para el final, después de un rechace con un tiro ajustadísimo que se fue cerca del palo izquierdo de la portería albivermella.

Otro derbi soporífero. Un punto más que no nos sirve para nada. Urge empezar a sumar de tres en tres o estaremos de camino a la UCI en breves. Nos espera la semana que viene el Real Zaragoza en Riazor…

Hasta entonces, ¡Forza Dépor!

 

Ficha técnica:

CD Lugo: A. Cantero; Leuko, Peybernes, Djaló, José Carlos; Iriome (Tete Morente, min. 76), F. Seoane, Carlos Pita, Rahmani; C. Herrera (C. Castro, min. 87), Manu Barreiro (Carrillo, min. 70).

RC Deportivo: Dani Giménez; Mujaid, Lampropoulos, Somma, Luis Ruiz; Nolaskoain, Bergantiños, Vicente Gómez (Shibasaki, min. 70); Mollejo (Beto da Silva, min. 77), Aketxe (Borja Valle, min. 62), Koné.

Árbitro: López Toca, comité cántabro. Amonestó con tarjeta amarilla a los jugadores locales F. Seoane y Carlos Pita y en los visitantes a Mujaid, Somma y Luis Ruiz.

Goles: sin tantos.

Estadio Anxo Carro, 4.511 espectadores. Partido correspondiente a la 18ª jornada de Segunda División, temporada 2019/2020.

Comentarios en Facebook