Como se suele decir, el fútbol es así, y esta vez la suerte no estuvo de vuestro lado.
Pero ahora es el momento de mirar hacia delante, y si miráis hacia atrás que sea tan solo para ver lo lejos que habéis llegado y ver en lo grandes que os habéis convertido, porque no es grande el que siempre gana, sino el que nunca se da por vencido. La derrota es la que te hace grande, porque solo a través de ella llegan nuevas metas.
Que esas ganas y entrega mostradas durante toda la temporada os ayuden a levantaros, porque eso es lo verdaderamente importante, levantarse siempre.
Todavía quedan tres partidos, pero pase lo que pase, podéis estar muy orgullosas de lo que habéis conseguido, porque sin duda, esta temporada, vosotras habéis ganado de goleada, porque el gran equipo que sois no se demuestra en un partido, lo lleváis demostrando todos estos meses.

Vuestro trabajo y el sentimiento e ilusión que transmitís, quedarán siempre grabados en la memoria de aquellos a los que nos habéis hecho disfrutar tanto con vuestro fútbol. Sois un ejemplo a seguir.
Esto no ha acabado, estoy convencida de que todavía os queda mucho por dar. Hasta el final, orgullosos das nosas.

Comentarios en Facebook