Se puede decir que el partido disputado en O Vao ha sido el peor partido de la temporada del filial Deportivista, con un once formado por, Alex Cobo; Blas, One,Quique Fornos, Diego Caballo; Edu, Queijeiro, Martín Bengoa, Jardel, Borja Galán y Uxío, poco hizo para demostrar que era el segundo clasificado de la categoría, por el Coruxo formó con, Alberto; Mella, Pablo García, Pazó, Mario, Yebra, Higón, Antón, Silva, Arias y André, hicieron, poco, pero lo justo y necesario para conseguir la victoria, hay que ser justos y decir que fueron merecedores de la victoria.

Mira que me gusta como entrenador Gustavo Munúa pero ayer se equivocó por completo al poner el mismo once en un campo pequeño y poner a dos o tres jugadores que uno no tuvo su día y el otro que fue el mejor jugador del Coruxo, todos me entienden a que dos jugadores me refiero, un partido que en la primera parte fue muy malo por los dos, yo diría que hubo dos tiros a portería y uno fue el gol de Yebra en el minuto 26, corner que saca el Coruxo remata Pazó poderoso y Yebra y ante un Alex Cobo vendido por completo remacha el gol en la línea de portería, no se lo merecía el equipo local pero tampoco los nuestros, gol que a la postre fue definitivo.

Después del gol de los Vigueses la reacción del Depor fue muy escasa por no decir nada, desde ese minuto hasta el final de la primera parte, unos defendieron muy cómodos y los otros sólo reaccionaron en el minuto casi 45 con una jugada de Blas que Edu viniendo de atrás y ganándole la espalda a los defensas locales remata por bajo y se va a cm de la portería de Alberto y que para mi fue la mejor del partido para los nuestros, se añadieron 2 minutos en el que no pasó nada.

En la segunda parte el Filial quiso hacer algo diferente a los primeros 45 minutos pero por incapacidad, por falta espacio o porque no salía nada, pocas ocasiones hubo, muchas llegadas al área pero sin concretar ni poner en apuros al portero del Coruxo, Gustavo intentó meter más madera en ataque con la entrada de Pinchi y Luis por Uxío y Martín y más tarde de Diego Caballo y entró el mago de los Juveniles Ortuño pero el partido daba lo que daba y la inercia del partido estaba abocada a que ayer nada salía y la derrota era irremediable, destacar también que el equipo local desde el 71 sólo estuvo perdiendo tiempo y aún así tuvieron unas cuántas ocasiones para marcarnos algún gol más, en definitiva un partido para olvidar y que posiblemente nos haga perder la segunda posición de la liga.

Mi reflexión final es que no podemos volver a repetir un partido tan malo si queremos llegar a los playoffs, confío en esta plantilla y su Mister pero no volvamos hacer lo de ayer en O Vao, un accidente puede ocurrir, destacar una vez más el daño que nos hace la baja de Ismael, ojalá pronto se recupere.

Nuestro siguiente partido lo disputaremos en la Ciudad Deportiva de Abegondo ante la Ponferradina.

@jappserrallo

(FOTO propiedad del @CoruxoFC1)

 

Comentarios en Facebook