Una semana más han sido los goleadores del día de hoy: Pedro Sánchez y Carlos Fernández, los encargados de atender a los medios de comunicación tras vencer (2-0) al Reus, que visitaba por primera vez Riazor, en un partido que ha servido para poner al equipo en posición de ascenso directo a espera del partido del Málaga del lunes. La situación durante los últimos partidos ha sido muy diversa, por lo que el gol sirve para reforzar la confianza de Carlos y para llenar de la misma a Pedro.

El jugador alicantino se mostró feliz por haber vuelto a jugar tras un tiempo sin estar en los planes del entrenador y, además, haber podido contribuir a la victoria con el gol, dedicado a su mujer y a su hijo, y con todo su trabajo durante el partido. A su vez agradeció el apoyo de la afición y reconoció que “sube anímicamente”.

Respecto del partido ensalzó la capacidad del equipo para variar el plan, habiendo llegado a jugar con tres delanteros en momentos del encuentro, modificando el famoso rombo de Natxo González en función del posicionamiento de los rivales.

Por otro lado, Carlos Fernández, que anotó el gol más rápido de su carrera deportiva, se mostró feliz por seguir con su racha goleadora pero, especialmente, por seguir sumando de tres en tres. Celebró el buen partido de su compañero Pedro: “Es un tío trabajador y muy comprometido que ha aprovechado su oportunidad”. El delantero sevillano indicó que ha sido un buen partido, pero aún con margen de mejora; ya que el Reus ha hecho varias ocasiones en la segunda parte para acortar ventaja en el marcador.

Agradeció el apoyo del público a pesar de la hora y de la lluvia abundante que cayó en la ciudad durante el encuentro. Por último, en una semana donde se ha hablado mucho de los árbitros, sentenció que “la única manera de seguir creciendo es enfocar el partido que está por delante y no pensar en los demás aspectos”.

 

Comentarios en Facebook