Tras unas semanas de ausencia, volvemos a la carga con esta sección, en la cual hablamos de ex-jugadores del Depor. Y hoy volvemos con un canterano deportivista al cual, después de salir del Deportivo en la temporada 2015-2016 por la puerta de atrás (no contaba para el entonces técnico blanquiazul Victor Sánchez Del Amo) y tras no haber jugado ni siquiera en las 2 temporadas anteriores con los herculinos.

Algunos que estuviesen atentos ya sabrían de quién hablo. Y no es otro que el defensa ourensán Diego Seoane. Juega de lateral derecho, aunque puede jugar por el carril izquierdo. Actualmente juega en el  Racing de Ferrol de la Segunda B tras haber vivido experiencias dentro y fuera de España.

Pero, para empezar, hablaremos un poco de su trayectoria como deportivista: aterrizó en A Coruña para jugar en el Juvenil, donde sólo estuvo una campaña tras cuajar una gran temporada. De hecho, fue ascendido como recompensa al Depor B (Fabril actualmente) para la temporada 2008-2009. Ese año, con el filial deportivista en Tercera División, disputó 30 encuentros en los cuales no anotó ningún tanto debido a su condición de defensa. Su gran temporada en el segundo equipo deportivista fue premiada con alguna convocatoria con el primer equipo, aunque no llegó a debutar ese año. A pesar de haber jugado toda su carrera de lateral, nunca ha destacado por su aportación ofensiva. Más bien es todo lo contrario (y no quiere decir que no se incorpore al ataque frecuentemente como un lateral al uso) pero destaca más por sus hazañas defensivas.

La temporada siguiente la comenzaría como jugador del Fabril nuevamente, pero esta vez sí llegó  a debutar con el Deportivo de La Coruña en un encuentro de Copa del Rey en el Estadio Ramón Sánchez-Pizjuán, partido que tuvo lugar un 27 de enero del año 2010, y que se saldaría con victoria a favor del Depor por 0-1, con gol del gran Bodipo.

  

                                                   Foto: R.C. Deportivo  

Después de haber estado esperando ese ascenso al primer equipo, Miguel Ángel Lotina le confirma que formará parte del primer equipo de los coruñeses (aunque lo hiciese con ficha del Deportivo B) para la temporada 2010-2011. Ese año, en el cual el Depor batió el triste record de bajar a Segunda División con la mayor cantidad de puntos jamás registrados (implantado el sistema de los 3 puntos por victoria, ya que anteriormente eran tan solo 2) al descender con 42 puntos. Volviendo ya a nuestro protagonista, Diego Seoane disfrutó ese año de 837 minutos repartidos en 11 encuentros de Liga (con 8 titularidades) y 4 de la Copa del Rey. Al tener ficha del filial también disputó 18 partidos con el Fabril, en los cuales marcó 1 gol.

Al año siguiente formó como integrante de la primera plantilla de pleno derecho, a pesar de que no tuvo muchos minutos. Recordamos que el equipo jugó en Segunda esa temporada, y a pesar de bajar una categoría, Seoane perdió protagonismo con José Luis Oltra y solo pudo disputar 11 partidos (6 de Liga Adelante y 5 de Copa).

Con el Depor de nuevo en la Liga BBVA (llamada así hasta hace un par de años), Seoane se vio sin sitio en el plantel que comandaría en el inicio de liga el artífice del ascenso, J.L Oltra. No disputó ningún minuto en toda la primera vuelta, y en la segunda parte del año salió cedido al Córdoba. Por aquel momento seguía habiendo esperanzas con Seoane, y esa esperanza se tradució en los minutos que el Córdoba le brindó. Jugó 13 partidos con los blanquiverdes antes de regresar a un Depor de nuevo descendido y metido en una crisis económica de la cual casi no sale con vida.

Fernando Vázquez fue el elegido por Augusto César Lendoiro para comandar la nave deportivista en busca del regreso a Primera División. Y en ese barco estaba Diego Seoane, que disfrutó de muchos minutos y fue un jugador muy importante dentro del esquema del técnico santiagués. Jugó 29 encuentros repartidos entre Liga (26) y Copa (3), marcando 1 gol en la competición del K.O y consiguiendo el ascenso a Primera con nuestro equipo.

Pero la vida te da una de cal y otra de arena, y me refiero a que con la marcha de Vázquez después de criticar la política de fichajes del presidente Tino Fernández, llegó Victor Fernández para dirigir a los nuestros. Y, como era de esperar, Seoane no jugó nada (literalmente hablando) con Victor, por lo que de nuevo se marchó cedido. Esta vez se marchó dirección Lugo, donde jugó la mitad de la temporada 2014-2015. Allí jugó 9 partidos pero sin dejar buenas sensaciones.

Victor Sánchez Del Amo, que consiguió salvar al Depor “in extremis”, habló con Seoane diciéndole que no contaba con él. Ante esta situación, el 21 de julio de 2015 ficha por la S.D. Ponferradina después de desvincularse del Deportivo de La Coruña. Allí jugaría 20 partidos en la temporada 2015-2016, antes de rescindir contrato con los de Ponferrada.

Tras estar la primera parte de la temporada sin equipo, decide enrolarse en las filas del Dacia Chisinau de la Liga de Moldavia. Tras militar allí durante dos años donde para él “fue una gran experiencia en todos los niveles”, regresa a España para jugar en el Racing Club de Ferrol, del Grupo I de la Segunda División B española. Actualmente sigue militando en el club ferrolano y tiene contrato vigente allí hasta el año 2020.

Sincera y personalmente le deseo la mejor de las suertes a Diego Seoane. Siempre ha sido un jugador que ha vivido contracorriente (tanto aquí como en el resto de sus equipos) y quizás algún día regrese a la que fue su casa, donde yo, por lo menos, lo recibiría con los brazos abiertos. Y para despedirme os dejo una interesante entrevista que le hicieron hace un poco más de un año.

Entrevista: http://www.marcadorint.com/futbol-moldavo/entrevista-diego-seoane-dacia-chisinau/

Comentarios en Facebook