El delantero vallisoletano compareció esta mañana en Abegondo para repasar la actualidad del equipo blanquiazul.

La semana es especial ya que el sábado se enfrentará al Osasuna, en el Sadar, donde militó la pasada temporada: “Partido obviamente importantísimo, solo pensamos en el siguiente partido y en este caso es el de Osasuna y a la vez también muy muy especial, porque fue un año intenso y muy bonito, donde tengo gente que quiero, pero una vez que arbitre el árbitro, lo que quiero es ganar tres puntos y venir para Coruña más que satisfecho”.

Cuando escucha Osasuna y el Sadar, se le viene a la cabeza: “Fue un año muy bonito, muy intenso, tuve la suerte de poder jugar todos los partidos de liga y estuve muy a gusto, el respeto fue muy grande hacia mi, es verdad que a nivel goleador no fue lo que hubiera querido, pero ahí valoran muchas otras cosas que no sólo son los goles, fue un año, muy intenso, pero súper agradecido a Osasuna por el trato que me dieron y la pena fue que no ascendiéramos”.

Preguntado sobre si “entrenador nuevo, victoria segura”: “Esa es la mentalidad nuestra, no hay otra”.

Espera que el Sadar le reciba: “No es algo que le esté dando vueltas, cuando me fui de ahí, me fui con la conciencia muy tranquila de haber hecho todo lo posible, está claro que siempre se puede dar más, pero el trabajo que hice, es lo que pude en su momento y la conciencia muy tranquila y orgulloso de haber defendido esa camiseta”.

El entrenador nuevo, está incidiendo en estos primeros entrenamientos en: “Tener la libertad, la alegria paea jugar al fútbol, disfrutar de lo que hacemos, que al final cuando uno es feliz, está alegre, las cosas salen mejor, y por supuesto mucho trabajo, mucha intensidad. Hay cosas que son inegocibles como el trabajo, la generosidad, la intensidad, el competir”.

Se refirió a la Carlos Fernández, que ayer se retiró lesionado del entrenamiento: “Es un caso raro, no sabemos el porqué o los porqués, pero Carlos para la edad que tiene es un chico muy maduro y ahora lo único que piensa es en volver a recuperarse una vez más y volver a recuperar la zona que este dañada de la mejor manera, para volver en el mejor estado posible. Es normal que con su edad,  con las lesiones que ha tenido, las recaídas en tan poco tiempo, que le des vueltas, pero sabe diferenciar el comerse mucho la cabeza con el darle vueltas en su justa medida y a partir de ahí, no queda otra que recuperarse de lo que tenga”.

Cuestinado por si cree que va a dar tiempo a ver un Deportivo distinto, en tan poco tiempo, en un partido tan complicado: “Lo que se tiene que ver es un equipo que va a por el partido en el Sadar, campo espectacular, ambiente espectacular, el líder y el Deportivo lo único que piensa es en ganar, ahora mismo es lo más importante, sumar tres puntos y no pensamos otra cosa”.

Espera un Osasuna: “Un Osasuna intenso, con su afición que les va a apoyar al máximo, es un campo donde aprietan mucho al equipo contrario y haciendo muy buen fútbol, ahora mismo están en una dinámica muy buena y con muy buenos jugadores que a la mayoría les conozco del año pasado y que no me extraña para nada la posición en la que están, desde aquí desearles lo mejor, porque es gente que quiero, que me han tratado muy bien, pero ahora mismo lo que quiero es que el Deportivo vaya ahí, que ganemos y volvamos a casa tan felices”.

El lunes paso pruebas médicas: “Bien, bien, estoy bien, lo raro es que a estas alturas de temporada con los minutos que llevo, lo raro es no tener nada, pero son molestias y codas de partido, de entrenamientos que no hay darle más vueltas”.

Los últimos tres goles del equipo han sido suyos, pero hay un poco de sequía de goles: “En mi caso, todos los partidos la intención es de marcar gol para ayudar al equipo, es verdad que Los tres últimos goles han sido míos pero tranquilidad absoluta, hemos hecho goles en partidos anteriores y el gol es cuestión  de rachas y no hay que volverse locos, la gente que juega arriba tiene talento para hacer gol”.

 

Comentarios en Facebook