Entre la victoria y la derrota hay  una línea muy fina.

Entre triunfar y fracasar hay muy poca distancia.

Pero lo que no hay es escatimar el esfuerzo.

Nos pueden llamar malos,

paquetes,

mercenarios,

pero que jamás nos digan que no honramos la camiseta

vamos a dejar hasta la última gota de sudor

si hay que sangrar se sangra,

hasta que el árbitro diga que se tiene que salir

y una vez en la banda,

estar gritando para volver a entrar.

si no crees en ti deja paso al que crea

coge tus cosas y vete,

porque no mereces estar en este equipo.

Si estás dispuesto a luchar,

que no te importe lo que griten

que no importe lo que callen

en tu esfuerzo está la respuesta de la grada

tu eres el único que con tu esfuerzo

puedes levantarla.

Juntos, como si todos fueseis uno.

Salir ahí, con la mente bien clara

GANAR , GANAR Y GANAR

y no parar hasta conseguir la victoria.

Y si caes, que lo digan bien alto,

han caído con honor.

Cada vez que pongas esa camiseta

siente el sudor de otros muchos

ex jugadores que han dejado con su ilusión

la categoría que ahora estás disfrutando.

Un escudo centenario,

unos colores que representan

el amor y la pasión de un socio, un aficionado.

No quiero ver tu cabeza agachada,

quiero que cada vez que caigas,

tengas la fuerza de esos miles que aman este club.

Para seguir, para luchar, para GANAR.

 

FORZA DEPOR!  DEPOR SEMPRE

Comentarios en Facebook