Álex Bergantiños y Borja Galán pasaron por la zona mixta de El Toralín.

El capitán deportivista admite que “el equipo está mentalmente roto. Durante la semana en los entrenamientos la gente al primer mal paso, mala acción acusa esta situación. Y no estamos viniendo a competir. A la mínima los equipos se nos imponen. Solo con más voluntad y confianza en sus posibilidades nos superan con no tan grandes cosas. Así de frágiles es muy difícil competir y ahí están los resultados. Somos el peor equipo de la competición con mucha diferencia. Seguramente podamos ser mejores jugadores individualmente o no pero no estamos saliendo a competir”.

Reitera que “ningún jugador de esta plantilla estamos para poner excusas. Todos somos responsables de esta situación, de la imagen de cada semana. Es indigno de este Club y de un club profesional. No estamos sabiendo competir. La única manera de salir de esta situación es que haya gente capaz de imponerse a la adversidad y competir de otra manera“.

El mediocentro coruñés apunta que “de lo que se trata en el siguiente partido es sacar a la gente que sea más fuerte mentalmente y dar otra imagen. Esto no puede seguir siendo así“.

Es más, habla incluso de vergüenza porque “en mi vida en ninguna categoría he vivido 18 partidos sin ganar y con la diferencia de goles en contra. Creo que somos el equipo que menos goles marca también. Es exagerado y más en un Club como el Dépor. Es impensable y frustrante para todos lo que estamos viviendo. Somos los responsables, los que llevamos 18 o 19 partidos sin el nivel que hay que dar. Tiene que empezar por autocrítica personal. Cada uno sentirse avergonzado o responsable de la situación. Mirarse a uno mismo y dar el mayor rendimiento posible“.

Admite ver “casi imposible” alcanzar el nivel de puntos en la segunda vuelta necesario para la salvación pero recuerda que “va a haber cambios ahora en todos los niveles del Club. A ver si entra gente fresca que pueda ayudar a hacer una segunda vuelta de ascenso para salvar esto milagrosamente. Lógicamente está todo muy, muy negro. Pero no podemos rendirnos ni abandonar la competición. Intentar limpiar a la gente la cabeza para competir lo mejor posible el siguiente partido e intentar competir de otra manera para poder tener opciones en los partidos“.

Confía en Luis César, que “se está desviviendo por el equipo. Nos ha dado buenas herramientas pero el equipo, no sé si por la situación que arrastramos de todo año, por cómo se ha ido formando a última hora, tiene muchos déficits. Es un trabajo complicado tanto de Anquela como de Luis. Intentar reestructurar todo y dar otra sensación en los partidos porque si no es imposible competir contra nadie“.

Tiene claro Álex Bergantiños que “el entorno no acompaña a la entidad en general; que haya división, cambios; que los que toman decisiones hoy sean unos, mañana sean otros; que los que fichan jugadores lo mismo. Al final si no hay estabilidad tienes más papeletas para que la cosa no vaya bien. Es complicado por el trauma del no ascenso, por la situación económica complicada, por los cambios constantes. Hay que intentar que el que entre lo haga con convicción, con ideas claras e intente recolocar todo en el Club para que el orden institucional se refleje en el campo“.

Por su parte, Borja Galán confiesa que las sensaciones en el vestuario “son malísimas. Una derrota más, no conseguimos encontrar el camino de la victoria“.

El atacante madrileño, que hoy también actuó como lateral diestro en la segunda parte, afirma que “queda toda la segunda vuelta y un partido de la primera. Necesitamos encontrar de manera desesperada esa victoria que nos haga creer, sentirnos capaces. Buscarla cuanto antes, el viernes en ABANCA-RIAZOR, antes tenemos el partido de Copa“.

Al igual que Álex, también sintió vergüenza: “Nosotros los jugadores somos los que nos avergonzamos de la imagen que estamos dando, de los resultados, de todas estas derrotas en este tiempo. Somos los primeros que sufrimos esto, que no deseamos esta situación. Somos nosotros los que tenemos que darle la vuelta a esto. A ver si en el próximo partido podemos conseguir la victoria“.

Asegura que los jugadores no piensan en el crédito de Luis César: “Los jugadores bastante jodidos estamos con el papel que estamos haciendo nosotros. No es excusa ni táctica, ni entrenadores, ni nada. Son muchos partidos. Somos nosotros los que tenemos que hacer autocrítica”. “Confiamos en él pero al final somos nosotros los que en el campo las cosas no nos salen. Él nos puede hacer una y mil correcciones pero somos nosotros los que tenemos que dar la cara, los que tenemos que responder en el campo y de momento no lo estamos haciendo“, añade.

A nivel individual, Borja Galán se mostró “contento por jugar después de algún tiempo, contento de poder ayudar al equipo. Pero es una miguita comparado con toda la decepción que siento por el colectivo en general“.

Comentarios en Facebook